sábado, 20 de febrero de 2016

Lost in Beijing y la frivolización de la sociedad asiática

Hace unos días, más bien unas semanas, en un rato de aburrimiento, decidí acudir a una de mis miles aficiones artísticas: el cine. Hace tiempo que me he aficionado al cine chino, que sin duda ha sufrido una mejora increíble en los últimos años. Rebuscando un poco en el baúl de los recuerdos, me encontré con Lost in Beijing (en chino "苹果", que significa literalmente "Manzana"), protagonizada por una jovencísima Fan Bing Bing, por aquel entonces aún no tan conocida con sus espectaculares apariciones en las alfombras rojas europeas y norteamericanas. La película, lanzada en 2007, se estrenó en diferentes festivales y fue prohibida (después simplemente censurada) en China continental por su alto contenido sexual.


La historia comienza con la vida de un joven matrimonio inmigrante, Liu Ping Guo (Fan Bing Bing) y An Kun (Tong Da Wei), en la inmensa Beijing. Ella trabaja como masajista en el Golden Basin Massage mientras que su marido es un limpiacristales, aunque la relación de ellos es oculta. Viven humildemente en un apartamento, en un barrio de difícil acceso y de muy bajo coste. En la otra cara de la moneda, tenemos a Lin Dong (Tony Leung), propietario y jefe del Golden Basin, un hombre arrogante, millonario y mujeriego, y su mujer, Wang Mei (Elaine Jin) que posee un pequeño centro de medicina china. Lin Dong, que sólo contrata mujeres solteras y jóvenes para su negocio, tiene una vida extra matrimonial ajetreada acostándose con numerosas mujeres previo pago, para satisfacer una vida matrimonial incompleta debido a la esterilidad de su mujer. La vida de estos dos matrimonios se verán conectadas por un incidente que transcurre al comienzo de la película. 


(Contiene spoilers) La vida de Ping Guo se verá trastornada cuando su compañera de trabajo y mejor amiga, Xiao Mei (Zen Meihuizi), es despedida de la empresa por pegar a un cliente que abusó de ella. Para animar a su amiga, salen a beber y vuelve al trabajo borracha, topándose con su jefe y éste, aprovechándose de su situación, la viola, presenciando An Kun toda la escena pues se encontraba limpiado los cristales del Golden Basin. Eso provoca la furia de An Kun que entra descontrolado al centro con la intención de pegar una paliza a Lin Dong. Éste, asustado, pretende despedir a Ping Guo pero se encontrará con dos reveses: Ping Guo se queda embarazada pero desconoce quien es el padre y An Kun le pide una suma enorme de dinero por los daños y prejuicios que le ha causado este hecho. Ante el estado de bonanza de Ping Guo, Lin Dong se hace ilusiones pues su mayor deseo es tener un hijo, heredero de su "imperio" y tras una charla un poco calurosa con su mujer Xiao Mei, aceptan "adoptar" a Ping Guo en la sombra con la condición de que después del nacimiento, el hijo sería de ellos, a cambio de 100000CNY. Ping Guo por su situación de precariedad y por el desconocimiento del padre del crío, acepta. An Kun por la impotencia que siente ante tal situación, decide buscar a Xiao Mei para encontrar venganza, acabando los dos teniendo una noche pasional y convirtiéndose en amantes. 


La verdad es que esta película me dejó pensando, pues, no podía parar de pensar, ¿qué es lo que ha ocurrido? ¿realmente valoramos tanto el dinero, lo material, que lo anteponemos ante los sentimientos, nuestros sentimientos?

Sin duda esta sociedad capitalista, nos empuja cada día más al materialismo y a poner valor a lo que no debería tener valor: la vida está escrita sobre un billete y gana quien tiene más billetes. La moralidad y los principios se diluyen, los sentimientos quedan más ocultos, como la cara trasera de la luna. Es difícil poder expresar, poder gritar lo que uno siente o desea en una sociedad juzgadora. Nos movemos como animales sedientos y ansiosos de poder, como un león que marca su territorio, el territorio de lo superficial. Nos encerramos en nuestro mundo, en nuestro paraíso particular, damos más valor a nimiedades. Se da por hecho que en China se puede comprar todo, el sentimiento de la propiedad está más arraigado que nunca: se ha pensado, aunque sea por un corto período de tiempo durante de la película, que vender a un hijo sólo porque no podía ser de tu marido no está mal. 92600 euros por un bebé. Que las apariencias son más importantes que la cruda realidad.


Por otra parte, me apena seguir viendo (estar en Europa dentro de lo que cabe es más "cómodo" en el sentido del machismo/feminismo) esa fuerte carga machista que aún existe. An Kun siente en todo momento que Ping Guo, al ser su mujer, le pertenece y por lo tanto, el haberse acostado con otro hombre le causa repugna, como cuando a un niño se le quita su piruleta. Por ello, siente la necesidad de follarla (sí, así, transparente y duro, sin caramelos encima) aún sin su consentimiento para sentir que después de todo ella sigue perteneciéndole y su pene es el que manda en la relación. No siente tampoco remordimiento después de acostarse con Xiao Mei, ni aflicción por haber roto su voto de fidelidad a su mujer pues sólo siente sed de venganza, de hombría, de ver que también puede ser como Lin Dong. Pero a pesar de lo que ha hecho, el sentimiento de culpabilizar a Ping Guo por haberse "dejado" manosear por otro hombre sigue latente, mientras él es la única víctima porque le han robado algo que le pertenecía. La larga política de un sólo hijo y el arraigo histórico chino de niño-heredero mantiene a que estos pequeños emperadores puedan seguir pensando que son grandes dueños y amos de la vida, de la suya y de los demás, causando que sea difícil para la mujer en China luchar por sus derechos a pesar de lo mucho que se ha avanzado en esta materia en las grandes ciudades europeas. Sin embargo, ahora los pequeños emperadores no pueden tener harenes de mujeres porque faltan mujeres gracias a una generación anterior que ha abortado y abandonado a las niñas. Sólo porque perderían el apellido familiar, porque sería/es una mala inversión familiar a largo plazo cuando se casen y vayan a pertenecer a otra saga familiar, criando y cuidando los hijos de "otro". Pero la sumisión sigue en la orden del día, porque lo femenino es cuidar de tu hombre y de tus hijos, porque ser mujer lleva implícito un obedecimiento y lealtad absoluta a tu marido, porque hacer lo que una mujer quiera sin el visto bueno del marido está aún mal visto por la sociedad, criticada por tu familia y porque quejarse a menudo está bien pero enfadarse de verdad está mal. Sí, el machismo sigue en oriente y el feminismo es una asignatura pendiente que aprobar.   (Contiene spoilers) Al menos reconozco que el final de la película me causó un dulce placer, el ver cómo Ping Guo decide coger las riendas de su vida y abandonar a ambos hombres con su bebé en brazos. Cómo finalmente no acepta ser "vendida" ni tener que ser propiedad de alguien.


Me fascina cómo la película ha conseguido proyectar tantos sentimientos y emociones con los silencios, gracias a unos actores que han conseguido adentrarse y fusionarse perfectamente con los personajes. También es interesante la poca conversación que existe durante la película, el hablar de cómo uno se siente, lo afectado que se encuentra o simplemente, explicar la situación.

No se hablan de sentimientos porque en China está mal visto el que uno se exprese o quizá incluso está el factor de la vergüenza de tener que expresar lo que uno esconde en el corazón. Pero a la vez es un reflejo de la sociedad en general: tenemos pocas conversaciones que merezcan la pena, nos quedamos con la primera impresión y nos movemos por lo que creemos que es correcto, sin pararse a escuchar o hablar de lo que puede suceder. Nos quedamos parados ante la fachada y nos da miedo descubrir el interior. Suponemos, suponemos y suponemos más... Suponiendo la única perspectiva que hemos visto y que creemos fehaciente en su única posibilidad.

 

Como he comentado anteriormente, es interesante saber que esta película fue posteriormente de su estreno prohibida/censurada en china por su alto contenido erótico, sin embargo, quitando una o dos escenas un poco explícitas para el público chino, la película como que erótica no es. Creo, en mi humilde opinión, que fue finalmente censurada por su denuncia de la sociedad actual china. El poderoso gobierno comunista (que gracioso, ¿no?) chino no puede asimilar en lo que ha transformado su pueblo, movido única y exclusivamente por el poderoso "capital". Incluso pienso que la descripción tan gráfica de la película causó vergüenza a más de uno.

Después de pensar, creo que prefiero seguir siendo un sentimental, poder disfrutar de los sentimientos y de la vida misma.

martes, 6 de enero de 2015

Los niños son esponjas

Exactamente, los niños son iguales que esponjas. Esponjas monas, pequeñitas, a veces ruidosas y otras veces insoportables.

La razón por la que vengo escribiendo esta entrada hoy es porque, en una de mis miles conversaciones con clientes, una señora me comentaba lo preocupada que estaba por su próximo viaje a Taiwán. De estas sencillas primeras líneas compartidas ha derivado a una conversación larguísima de casi media hora, donde la señora me ha explicado como su apuesto hijo español se había casado con una preciosa "chinita" (menuda manía de llamarnos así, ¿no?) y fruto de este magnífico amor ha nacido una monísima niña china (insistiéndome que la niña no era nada española porque tenía carita de "chinita total" y que estaba enamoradísima de su nieta, enseñándome la foto de rigor en su iPhone 6). Su preocupación venía a que no tenía ni idea de chino (ni de inglés) pese que su nuera sea china, su hijo habla chino, su nieta es china, viven con los suegros chinos y viven todos como familia feliz en China. Tendría que pasar los próximos dos meses (¿o eran uno? demasiada información adquirida a máxima velocidad) hablando con la pared si en un plazo de 10 días no aprendía chino. Y no, señora, con su edad en 10 días no aprenderá ni un poquito de chino, tampoco le será mucha ayuda comprarse un diccionario español-chino en El Corte Inglés (ojito que en Palma aún no hay librerías especializadas en idiomas que tendrán mejor material, no, que va), ni colapsará a su nieta de 4 meses (probablemente no entienda ni la mitad de cosas que le digas) si le habla en español. El chino es un idioma complicado (pero si le coges el truco te encantará) que no tiene nada que ver con el español.

"Porque claro, su madre y sus abuelos le hablan en chino, mi hijo le habla en español y en el colegio privado que le van a matricular es británico y hablará en inglés. Y yo ya le digo a mi hijo que eso va a ser demasiado, que la niña tiene que volver a España porque sino no hablará el español bien y yo no quiero que estén allí". Claro que no, mejor estar en un sitio donde tiene una de las tasas de paro más altas de Europa y que tu hijo no esté en el lugar que él ha elegido para su carrera profesional y donde ha formado una familia porque quieres que la niña hable bien el español. Si señor, esto es globalización.  Ay lo que hay que escuchar, cuánta tontería.

¿A donde quiero llegar con esto? Con algo que yo pensaba que era totalmente lógico y es que: cuantos más idiomas aprendan de pequeños tus hijos, nietos, sobrinos, primos, etc. mejor. Cuanto más temprano se comiencen con los idiomas mejor y está científicamente probado que los niños tienen capacidad "esponjil" en cuanto aprendizaje en su más temprana edad y los bilingües son ligeramente más inteligentes. Además de que una vez adultos tienen más facilidad de aprender idiomas. Por lo tanto, si tenéis la oportunidad de que vuestros retoños o allegados puedan tener formación de idiomas extras, aprovecharla, en serio, no va a ser un "maltrato infantil" porque tenga menos horas para jugar, ni va a ser un sacrificio enorme, ni quitarle su infancia, ni le vamos a colapsar. Es algo totalmente necesario en el siglo y la situación que estamos. Cuantos más idiomas, más próximos al éxito. Al menos en el ámbito laboral. Y no es lo mismo aprender a hablar un idioma con 5 años que con 50, cuando la actividad cerebral ya disminuye.

Aprender y aprender, nunca está de más, cuanto más joven, mejor. Así que poneos con el chino, el inglés, el swahili, el francés o lo que queráis. Pero nunca dejar de aprender.

jueves, 2 de octubre de 2014

Manual de instrucciones para el viajero: Volando a China con Swiss


¡Hola! Cuanto tiempo sin actualizar... La verdad es que he tenido tan poco tiempo que no sé cómo he sobrevivido este último año. Tristemente he tenido que renunciar a muchas cosas porque los días no tenían 48 horas, pero lo hecho, ¡hecho está! Esta entrada surge a que os venía a contar emocionada que esta semana he cogido finalmente los billetes para marcharme a China dentro de poquito. No muchos días, pero los suficientes para disfrutarlo. El miedo me entró cuando la única opción que me ofrecían en la compañía de viajes era con Air China (¡no es lo mismo que China Airlines!): nunca he viajado con ellos y en Internet hay opiniones muy diversas. Después de leer y leer mil y una entradas, dije... ¿Porque no os cuento mis experiencias de vuelos para que tengáis una idea que compañía elegir? Eso siempre ayuda, porque no es lo mismo un vuelo nacional de 2 horitas (que da igual pagar un poco menos y viajar con Ryanair porque en un cerrar y abrir los ojos ya estás en tierra) como mucho a un vuelo internacional de más de 10 horas con trasbordos de locos, llegas al país y tienes jet lag durante 5 días, 5 días perdidos. En serio, es súper importante elegir bien y hay compañías económicas con muy buen servicio, por eso hoy os voy a hablar de Swiss Air, aunque antes hacemos un repaso de otras compañías. 

En mi primera década de vida, viajaba cada año entre 2 a 3 meses a China y nuestras agencias predilectas eran Air France y Lufthansa. Compañías conocidas por su renombre y buen funcionamiento. La verdad es que no me puedo quejar más que los asientos de Air France son totalmente enanos, por lo que te dejabas media espalda en el viaje (imaginaos que me acuerdo aún y de eso ha llovido bastante, hace poco volvió un familiar con Air France y me volvió a decir lo mismo, o sea que no han cambiado nada de nada). En cuanto la atención, el servicio y la comida, eran de diez. Otro punto flojo que personalmente a mí no me molesta pero a muchos sí, es que desde Palma de Mallorca tienes que hacer 3 escalas (Palma - Madrid/Barcelona (1h 10m/35m) - Paris/Frankfurt/Munich (aprox. 2h) - Shanghai (11h)), ergo el viaje es más largo. Los precios de estas aerolíneas rondan desde los 700€ hasta 1200€ (clase turista). Por eso, si os dan la opción de elegir entre estos dos, elegir Lufthansa porque son asientos hechos para alemanes: grandes y cómodos. Lo agradeceréis. 

Después de esta etapa, los 5 años posteriores nos cambiamos a Finnair (el preferido de los japos, en el mismo aeropuerto hablan: inglés, finés y japonés) y a Emirates. Dos compañías de lujo con un servicio excepcional y alucinante. La comida está deliciosa (sobre todo los platos finlandeses *___*), aviones grandes y espaciosos por tanto los asientos eran muy cómodos. Las azafatas de Emirates parecen sacadas de Elite Models o alguna agencia de modelos. ¿El inconveniente? Las escalas. Si con Air France o Lufthansa la verdad es que te da un poco igual porque son vuelos dentro de lo que cabe "cortos", con estas dos el viaje se te hace larguísimo: con Finnair vuelas de aquí a Madrid (1h 10m), luego a Helsinki (6h 30m) y luego a Shanghai (10h) y con Emirates vuelas aquí a Barcelona (35m), luego a Dubai (8h 30m) y luego a Shanghai (8h). De precio, a partir de 600€ hasta unos 1300€ (clase turista)

Después, empezó a crecer cada vez más y más Swiss Air... Con unos precios muy competentes, entonces dijimos: vamos a probarlo. Y desde entonces nos quedamos sin duda con esta aerolínea (pero desde Octubre hasta Marzo vuelan a Shanghai solo 2 veces por semana D=). Así que iremos por partes... 

PRECIO
Obviamente depende de la temporada, fechas, etc. Pero os diré que lo más importante es cuánto tiempo te quedas: cuanto más días, más barato. Por eso yo he volado en pleno Julio - Agosto por 550€ (2 meses), mientras que si vas unas dos semanitas, te saldría por unos 800€. Contrariamente a lo que esperamos, esta aerolínea suele encarecerse en temporada baja por sus pocos viajes. 

MALETAS
Esto es lo mejor de lo mejor de esta aerolínea, pues que a parte de que son suuuuuuuuper majos y flexibles, es decir, te pasas 10 kilos de peso NO PASA NADA y te dejan pasar, sin coste alguno =D Es más, si tu maleta de mano es muy pesada y si lo prefieres, también te lo pueden facturar para que tu vayas ligerito... Pero llegando al punto importante, es que te permite facturar dos maletas de 23kg cada una (si vais a China o Japón, a la vuelta entenderéis por qué dos y que casi no os bastará). Más la maleta de mano de 10kg, el portátil y una mochila/bolso de más. Vuelas así con Air France y te hacen pagar 45€ por cada quilo de más (si tu maleta pesa 24kg, pagarás porque compasión no existe en francés) así como meter el portátil y la mochila en la maleta de mano. O sea, esto es de lo mejorcito. 

 Nuestras maletas del último viaje... ¿Os hacéis una idea de la cantidad de cosas que llevábamos? Y no salen nuestros bolsos... Dato importante, envolver vuestras maletas facturadas si no queréis sorpresas: en los aeropuertos se roban muchísimo y el que más es el de Charles de Gaulle.

ESCALAS
Otro punto super positivo y es que sólo hay dos escalas desde Palma, por lo que te evitas esperas en el aeropuerto y un viaje súper rápido. Hacemos Palma a Suiza (2h 10m) y Suiza a Shanghai (11h). Trabajan muy bien, porque nunca me han perdido una sola maleta (a diferencia de Air France y Finnair que si me han perdido), pero yo siempre he avisado en el mostrador que la conexión era cortita (normalmente llegas a Suiza y en una hora ya tienes que coger el siguiente vuelo, yo lo prefiero porque tener que esperar 3 o 4 horas en el aeropuerto -que es lo habitual- es aburrido, más en los viajes largos estás cansado) y entonces súper majos me han pegado una pegatina de "priority" enorme y en color rojo a las maletas.  

EMBARQUE
Puedes hacer check-in online hasta 48h antes y coger los mejores asientos pero la verdad es que nunca lo he usado así que no se cómo funcionará... Yo iba dos horas antes al aeropuerto de Palma y hacía el embarque allí mismo. Sus empleados son muy simpáticos y están para ayudarte en todo, así como facilitarte lo que prefieras: ventana o pasillo. Son muy puntuales, nunca he sufrido retraso de ningún vuelo con ellos. Hay mucha tripulación y te ayudan para colocar tu equipaje de mano, algo que se agradece cuando tu maleta pesa 10kg y hay que subirlo alto. La tripulación habla perfecto inglés y alemán (suizo). Hay tripulación china en el vuelo largo. 

AVIÓN & ENTRETENIMIENTO
Vuelas con el típico Airbus que hacen los viajes largos (no me preguntéis número que no tengo ni idea) pero no es de los grandes, sino que es de los chiquitos. Mientras que los aviones de las cuatro agencias mencionadas eran muy grandes, los de Swiss Air son los Airbus pequeñitos: 8 personas por fila. Están bien cuidados, están limpios y te vienen en el asiento con la típica mantita, almohada y auriculares. Que si necesitas más te lo ofrece amablemente la azafata. El asiento no es el más grande ni el más pequeño, es una cosa intermedia que a muchas horas te acaba cansando pero se soluciona fácilmente con unas almohadas de más. Cada asiento tiene una pantalla para que juegues, mires alguna película, algún documental, el mapa para saber donde estamos, pones la cámara del avión para ver nubes o aprendas algunas palabras básicas de chino. Pero esto es un poco como la lotería, te puede tocar que funcione de maravilla o te vaya fatal. En mi caso la ida me toco uno que iba fatal y a la vuelta bien. 

No paraba de mirar el mapa porque el avión se movía 1mm por hora. Pensaba que no llegaríamos nunca.

Información técnica que podías consultar en cualquier momento. Muy rápido y mucho frío: estábamos en pleno Julio. Tuvimos que pedir doble manta.

Os recomiendo para cualquier viaje largo: el collarín, fundamental para poder echar una cabezadita cómodamente y estar mejor y unas zapatillas, para sentirte como en casa y estar cómodo mientras te estiras y te paseas por el avión. 

COMIDA
Ya en el vuelo de Palma a Suiza te sirven un tentempié: unos huevos revueltos o un bocadillo de salmón ahumado con philadelphia y wasabi. Que está bastante bien, la verdad. En el vuelo a Shanghai te sirven comida y otra vez desayuno (por el tema de los horarios y eso...). Entre medio hay dos meriendas (una fuerte que es un bocadillo o alguna pasta y una ligera que es un helado o galletas). Tienen permanente en la cola del avión un "buffet libre" con galletas, panes, bebidas, sopas, yoghurt, fideos instantáneos, chocolate, patatillas, etc. para que tu mismo vayas cogiendo si tienes hambre (eso es un punto positivo). Es muy importante hidratarse mucho y beber muuuuucha agua porque te deshidratas rápido allí arriba. La comida te viene escrita en inglés y chino en una carta que está colocada junto a las revistas y puedes elegir menú occidental u oriental. Nunca falta ninguna de las dos opciones por lo que no te puedes joder. En la comida te sirven: bebida, pan, mantequilla, primer plato (ensalada, tortilla, empanada, etc.), segundo plato (verdurita a la plancha con carne, arroz con pollo, etc. sirven menús vegetarianos. así que es un punto positivo muy importante), postre (yoghurt, pastel, etc.) y café o té. En el desayuno, sirven algo parecido pero con unas raciones algo más pequeñas. Las azafatas pasan muuucho para ofrecerte comida y bebida. En las fotos que os muestro abajo sale la comida.


La verdad es que no me acuerdo que me pedí... Solo sé que era algo vegetariano hahaha

Conclusión: No viajéis a Oriente con Russian Aeroflot si queréis llegar de una sola pieza (que sí, que el billete costará 400€ como mucho, pero os dejará tocaditos). Ya veis que sin gastar una fortuna podéis gozar de un servicio de diez con Swiss Air ^^

Cuando vuelva de China os contaré la experiencia con Air China =D

domingo, 4 de agosto de 2013

[Review] La leyenda de Lu Zhen

Hace poquito (bueno, más bien ayer) terminé de ver por fin la serie de la Leyenda de Lu Zhen, me ha costado, pero lo he conseguido. Desde un principio, al abrir este blog, quise compartir todas las cosillas que tuvieran que ver con oriente y una de ellas eran los "reviews" (valoraciones) de las series que he visto o veré. Como acabé por fin ayer la que llevaba un mes mirando, pues comienzo esta sección con ella.


Ficha técnica
Título:  陆贞传奇 Lu Zhen Chuan Qi (Female Prime Minister / The Legend of Lu Zhen)
Género: Drama de época, romance
Episodios: 59
Estreno: Mayo 2013 en Hunan TV

Para escapar de su madrastra, Lu Zhen entra en palacio como sirvienta. Rápidamente asciende gracias a sus habilidades e inteligencia. Durante ese tiempo, consigue el amor del príncipe heredero Gao Zhan. Sin embargo, nunca podrá estar con él por su estatus social y los diversos enemigos que lucharan contra ella. Aún así, ella, con sus habilidades, ayudará a Gao Zhan para un golpe de estado, consiguiendo el trono. Gracias a eso, ella conseguirá la más alta posición de un gobierno jamás alcanzado por una mujer: el Primer Ministro.


Opinión personal: 7/10

Primero de todo, la serie ha estado bien, pero yo me lo imaginaba de otra manera pues se trata de una "biografía" de Lu Da Ji, la única mujer que consiguió ser Primer Ministro (Reino del Norte Qi, 550 d.C. a 577 d. C.) y con gran influencia política, participó en todas las decisiones importantes de los reinados de dos reyes. Por lo tanto, pensaba que habría mucha política y tácticas de guerra. Pero nada de eso, es una historia totalmente de amor y esa es la parte que me ha decepcionado. Que sí, que me gustan las series de amor obviamente, pero cuando vas a ver una serie cuyo título es de Lu Da Ji, lo último que esperas es que sea de lo más pastelosa y surrealista. Quitando eso, las actuaciones han sido muy buenas y la protagonista, Zhao Li Ying, ha hecho un papelazo aunque su cara es demasiado mona para un personaje así. ¡Se ha ganado un chiquipunto mío! La ambientación, la ropa y los peinados, simplemente un diez (y como amante de las series de época, eso hace muuuucho para mi agrado).


(Puede contener spoilers a partir de ahora)

Como se ha explicado un poco en la sinopsis anterior (traducida del original), Lu Zhen es una chica de 17 años, hija de un comerciante muy acaudalado y su concubina. A pesar de tener una hija con su esposa oficial, Lu Zhen es su favorita y le deja en testamento todos sus bienes, hecho que hace enfadar a su esposa. Ésta empieza a idear un plan para hacerse con todo el patrimonio que consiste en acabar con la vida de su marido y acusar a su hijastra. Con un delito de asesinato agravado en parentesco en su persona y sin un duro, Lu Zhen consigue escapar de la persecución de los guardias de la justicia gracias a Gao Zhan, que se encontraba en la ciudad herido. Escondidos en un pueblo, Lu Zhen y Gao Zhan se enamoran (sin ella conocer su condición de príncipe heredero) y se sinceran. Gao Zhan debe marcharse pronto y le deja una placa de jade, con la cual le asegura que podrá entrar en palacio, el único sitio donde podría resguardarse de los guardias y gozaría con su protección. Y es así como Lu Zhen, entra a formar parte del servicio de palacio. Por su inteligencia y gracias a las habilidades aprendidas por su padre comerciante, ascenderá en un año al más alto rango de las sirvientas, causando admiración por una parte y odio por otra.


Lo que más rabia me da de toda la historia, es que aunque la historia de amor entre Lu Zhen y Gao Zhan es preciosa, llegando incluso a pastelosa y muchas veces se pelean, son los sinsentidos que hay. Así que al final no consiguen estar juntos y eso me ha dado rabia después de aguantar 59 capítulos que se me han hecho eternos. También hay que decir que Lu Da Ji nunca se casó y se dedicó en alma y corazón al reino, pero ya a mediados de la serie se veía que no es ni de lejos una biografía auténtica, sino bastante inventada, por lo que podrían haber hecho un final más "bonito". En fin, a pesar de todo, os la recomiendo para pasar un rato divertido y entretenido ;-)

Os dejo con el link de la serie, tiene subtítulos en español e inglés.


domingo, 23 de junio de 2013

China y sus 56 culturas

Quizás sabréis muchos de vosotros, quizás no, pero China está compuesto por 56 culturas diferentes reconocidas por el Gobierno Chino. Culturas, etnias o razas, como prefiráis llamarlo. La mayoría de ellas son minoritarias y por ello gozan de una especial protección por el mismo Gobierno con el fin de no permitir su "extinción". Así pues, los "Han", la etnia predominante, son los únicos que están obligados a obedecer la Ley del Único Hijo.


Cada una de ellas poseen unas tradiciones, una lengua y unas costumbres diferentes. Las hay desde las más dispares hasta las más comunes. Un país multicultural sin duda (además de una gran diversidad de religiones, desde el musulmán hasta el budismo, pasando por la Iglesia Católica), con cientos de facciones diferentes a lo largo de la "China Continental". Mientras que en el noreste podemos ver grandes colectivos coreanos debido a las migraciones sucedidas en el siglo XX y que se han integrado totalmente a la sociedad china, en el noroeste podemos encontrar chinos que parecen auténticos rusos: ojos grandes y azules, cabello tono ceniza o rojo con una leve ondulación. Pero son chinos también. Hacia el suroeste, facciones más parecidas a los de Oriente Medio mezclado con un toque hindú.

Como he dicho, los "Han" son la raza predominante en China, con aproximadamente 1.230.117.207 de habitantes según Wikipedia, residen toda la costa este y el centro. Y por ello, la lengua oficial de China, el chino mandarín como decimos en España, conocido como "Han Yu" (汉语), quiere decir literalmente "lengua de los Han". Pero no por ello no gozan de protección las lenguas restantes de las etnias minoritarias y como ejemplo, lo podemos observar en la misma moneda china, que pone a su disposición la traducción a varias lenguas en su parte trasera:



Sin embargo, los manchúes dominaron la clase política y la aristocracia durante los últimos siglos, pues la última dinastía de China (Imperio Qing, 1644-1912) antes de la Revolución de Xin Hai pertenecían a ellos, en concreto a la familia Ai Xin Jue Luo (爱新觉罗), conocido en manchú como Aisin Gioro. Destacan en su destreza con la equitación, la caza y un sistema patriarcal. Impusieron tradiciones manchúes a la población (residían en Beijing, en la Ciudad Prohibida) han, pero nunca lograron aceptarlas todas, lo que hizo un efecto rebote: fueron los manchúes de la ciudad quiénes se adoptaron a muchas de las festividades y costumbres de los han. 

Entre todas estas etnias minoritarias, existen razas matriarcales donde el hombre no tiene ni voz ni voto y es la mujer quien domina la familia u otras en las que el varón se mudará al hogar de la mujer con la cual supuestamente contraerá matrimonio pero podrá acostarse con todas las mujeres del hogar hasta que alguna de ellas se queden encinta y será su esposa. Sin duda, China es un continente con muchas tradiciones que descubrir. 

Buscando imágenes para mostraros de las 56 culturas reconocidas en China y ver que hay millones, he decidido mejor mostraros un vídeo con las fotografías que hizo Chen Haiwen y su equipo de 14 fotógrafos más y fue publicado en un libro en 2009. Ellos recorrieron todo el país para retratar a estas minorías en su ámbito cotidiano para poder expresar mediante esa fotografía su cultura, su sociedad y sus tradiciones. En las fotografías podéis ver elementos típicos, los trajes tradicionales y las características más importantes de su etnia. La verdad es que a mi me pareció un proyecto precioso y si queréis haceros con el libro (lo podréis encontrar en Amazon), su título es: "和谐中华—中国56个民族剪影". Por aquí os dejo el vídeo, ¡espero que os guste mucho! 



Aquí os dejo con la lista de las 56 etnias reconocidas por el Gobierno Chino, ordenadas de más a menos habitantes. La última etnia, Lhoba, cuenta con únicamente unos 3000 habitantes.  
  • Han 
  • Zhuang 
  • Manchú
  • Hui
  • Miao 
  • Uigur
  • Tujia
  • Yi 
  • Mongol 
  • Tibetana
  • Buyei
  • Dong
  • Yao
  • Coreana
  • Bai
  • Hani 
  • Kazaja
  • Li
  • Dai
  • She
  • Lisu 
  • Gelao
  • Dongxiang
  • Gaoshan
  • Lahu 
  • Shui
  • Va
  • Naxi 
  • Qiang 
  • Tu
  • Mulao
  • Xibei
  • Kirguís
  • Daur
  • Jingpo
  • Maonan
  • Salar
  • Blang
  • Tayika
  • Achang
  • Pumi
  • Ewenki
  • Nu
  • Gin
  • Jino
  • De'ang
  • Bonan
  • Rusa
  • Yugur
  • Uzbeka
  • Monba
  • Oroqen 
  • Derung
  • Tártaros
  • Hezhen 
  • Lhoba 

Las minorías étnicas que no están reconocidas son las siguientes. 
  • Gejia (革家人)
  • Bajia (八甲人)
  • Deng (僜人)
  • Kemu (克木人)
  • Kucong (苦聪人)
  • Mang (芒人)
  • Sherpas (夏尔巴人)
  • Tuvunianos (图瓦人)
  • Yi (羿人)

¡Espero que os haya gustado y espero vuestros comentarios! =) 

domingo, 19 de mayo de 2013

¡Bienvenidos a mi blog, Asia fanáticos!

¡Hola, hola! ¿Cómo estáis? Bueno, aquí estoy, estrenando otro blog. Probablemente lo más sencillo sería usar un mismo blog para expresar todas las cosas que quiero decir y compartir, pero no, no me gustan mezclar las cosas. Maniática desde que tengo conciencia, me gusta hacer las cosas de forma que quede limpia y ordenada, aunque eso me lleve a poder escribir menos por falta de tiempo, me siento orgullosa de mis actos. Por lo que, aquellos que sean amantes de la moda y la fotografía, podrán seguirme en mi blog Let Me Dream, a los que os guste la moda japonesa lolita, podréis encontrar mis escritos y fotos en Lolita por Sorpresa y finalmente, amantes del shopping de cosas monas, mi blog de mi tienda virtual Momo House. ¡Que no quede duda de mi pasión a escribir y compartir cositas bonitas!


Ahora en serio, mi presentación para aquellos que no me conozcáis. Me llamo 杨融蓉 (Yáng Róng Róng), aunque desgraciadamente en mi DNI y Pasaporte se encuentra horriblemente escrito en cantonés y NO ME GUSTA NADA. Dejando eso a parte, mi nombre, como os habréis fijado, son dos caracteres con el mismo sonido pero tienen diferente significado: mi primer "Róng" significa "estar en armonía", el segundo, "hibisco". Es muy típico poner alguna referencia floral en los nombres de las chicas en China, pero dedicaremos una entrada especial a ello. Mi apellido, "Yáng", súper común en China, creo que está en el top ten de apellidos más usados (risas), significa "álamo". Al ser de nacionalidad española, (sí, lo que leéis, soy de esa "Primera Generación de Chinos Extranjeros", o sea sé, hijos de chinos que emigraron en el siglo XX en busca de un futuro mejor y han adoptado la nacionalidad del país residente), tuve que adoptar un segundo apellido, el de mi madre, que es de nuevo otro apellido súper común, pero esta vez perteneciente al top tres de apellidos usados (haha), que es 王 (Wáng, "real, soberano o monarca"). Sin embargo, se me conoce como Yuu, a secas, porque es mucho más sencillo y práctico que llamarme por mi nombre. Porque no hay cosa que me de más rabia que se pronuncie mal mi nombre y en España, tristemente, pronuncian mi nombre como si fuera "ron" y no, ¡no es así!. Así que para evitar coñas y molestias, llamarme Yuu (sacado del vertiente cantonés de mi nombre). También podéis encontrarme como Momoko (diréis madre mía con esta chica que tiene más nombres que yo que sé hahaha). Esto se debe a mi vertiente friki: me enamoré del lolita en mis tiernos años de secundaria y tras ver Kamikaze Girls, quise sentirme como Momoko, la protagonista. A eso se sumó que tras leer uno de mis libros que más me marcó en la adolescencia, Tokyo Blues, de Murakami,  vi que Momoko significaba tanto melocotón, como rosa, mi color y fruta favoritos. Y de allí, reduciendo, acabó en Momo, por el libro de Michael Ende. ¡Así que ya veis la historia que tiene mi nick!

Dejado por zanjado mi nombre, soy una chica normal y corriente, amante de la moda, la fotografía, viajar, la historia, leer, la música, lo clásico y el lolita, de 20 y pocos años que cursa actualmente la carrera de Derecho. Amo la naturaleza y tengo una pequeña obsesión por las cosas naturales así como la defensa de animales y derechos. También, una obsesión de llevar una vida súper saludable, tanto en alimentación como en el entorno. Poco más que decir, porque desgraciadamente soy muy sosa en el día a día (risas).

La razón por la que decidí crear este blog es como vía de escape. Sí, escribir y contar cositas me alivia el alma y me hace pensar. Recordar, pensar es muy importante, así que como bien dijo una amiga: piensa lo que quieras pero piénsalo. Con el trabajo y la universidad apenas tengo tiempo, por lo que es necesario encontrar esos pequeños momentos para disfrutarlos y exprimirlos al máximo para que uno pueda formarse y mejorar como persona. Sumado eso a mi amor apasionante hacia oriente y el estudio del mismo, años invertidos en la búsqueda de información y lecturas hasta las tantas de las noches, he decidido por fin compartirlo. Así que, junto a mis experiencias cotidianas en un entorno de personas asiáticas, escribiré en mi pequeño rinconcito del amplio mundo cibernético, temas muy diversos, desde la cocina hasta la cultura, costumbres, noticias, etc. ¡Podréis encontrar todo tipo de información y reflexiones sobre Asia en general! Por lo que si tenéis cualquier duda, pregunta, curiosidad, podéis contactar conmigo. Para cualquier tema, incluso si necesitáis alguna recomendación o ayuda por si viajáis, pues por suerte he viajado mucho. Mi correo es yuuyeung@gmail.com. Sin embargo, recalcaré que muchas cosas que escribiré así, son basadas desde mi perspectiva, de mis vivencias. Estuve unos 5 años viviendo en Shanghai, ciudad de origen de mi señora madre, por lo que mis experiencias son la mayoría en torno a las costumbres de esta gran ciudad. Como sabréis, China es muy grande y hay 56 culturas diferentes en ella, por lo que no os sorprendáis si uno del norte u otro del Tíbet os cuenta costumbres diferentes ;-)

Dicho esto, os doy de nuevo la bienvenida a mi blog y espero que disfrutéis leyéndome, al igual que yo disfruto escribiendo ^___^